Ojalá

Hoy les comparto un texto que mi hermano escribió en su Facebook hace unos días y que sé que es el sentir y pensar de muchos venezolanos:

Esta canción tiene la capacidad de hacerme sentir algo que no siento hace mucho tiempo: esperanza, además de nostalgia por una época más simple, mi niñez.

He vivido toda mi vida con miedo y con rabia, en un país hostil, de insultos, de carencias y de balas.

Este movimiento, más que político, es espiritual; es producto de un cambio de conciencia. Hay un mar de gente hermanada en la calle, girando alrededor de una misma idea: trabajar en conjunto, con disposición y conciencia para resolver nuestros más básicos problemas y necesidades.

Hay quienes usan el dinero para comprar armas de guerra y otros que desean construir parques y escuelas. No hay que ser un genio para saber cual es el camino.

Todos estamos en el mismo barco y el voto colectivo decide el rumbo que tomamos, no debe haber indecisos, nos queda aún una semana para mejorar nuestra mano.

Tengo fe que pronto estaremos celebrando, que lloverá café en el campo, que pronto habrá prosperidad y abundancia, que viviremos todos como hermanos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s